martes, enero 22, 2013

ERE EN VODAFONE, NO EXISTEN RAZONES ECONÓMICAS QUE LO JUSTIFIQUEN.



Analizada la documentación presentada por la empresa, los sindicatos se reafirman en su posición de rechazo al ERE






La plantilla afectada en nuestra provincia y región, sería la totalidad de la plantilla de  Vodafone que son 9 trabajadores/as en Albacete, y 25 en Castilla la Mancha.



Recientemente, el grupo de las comunicaciones británico, presento a la plantilla en España, una reducción importantísima de costes laborales, basada esencialmente en la destrucción del 25% de los empleos en nuestro país.



Tras analizar la documentación presentada por Vodafone España, a la representación de los trabajadores, no se encuentran motivos justificados para un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que afectaría a 900 trabajadores y trabajadoras. En consecuencia, UGT y CCOO  reiteran su absoluto rechazo a esta medida.



Resulta evidente que se trata de un problema de ajuste presupuestario de la empresa que, en ningún caso, justifica la destrucción de 900 empleos que son, a criterio de la Vodafone, los necesarios para cuadrar las cuentas y compensar la caída de sus ingresos.



Por ello, UGT TCM ha remitido una carta a la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en la que exponen las razones por las que rechazan este ERE, cuyos fundamentos tienen más que ver con la ingeniería financiera que con una realidad empresarial adversa.



En la primera reunión con la parte social, las ofertas presentadas por Vodafone España en la mesa de diálogo, pasa de además la destrucción de empleo, por la reducción de costes laborales, que van desde la supresión de beneficios sociales (ayudas a comida) hasta cambios en la jornada de trabajo (eliminación de las jornadas intensivas con la consiguiente reducción de la conciliación de la vida laboral y familiar), pasando por retoques en determinados aspectos legales (acumulación del permiso de lactancia) y procesos de externalización de actividades en varios departamentos.



La Dirección de la empresa, no contenta con plantear la destrucción masiva de empleo, eso sí, manteniendo los escandalosos salarios de los directivos no afectados por el plan, y aprovechar la coyuntura para cercenar las bases de la negociación colectiva, no complementa tan traumática medida con un plan de viabilidad que haga creíble la necesidad del ajuste.



No hay un proyecto de futuro claro para los trabajadores y trabajadoras de Vodafone España, tan solo la intención de que sean menos en número para reducir costes e incrementar beneficios: ganar más, gastando menos.



Lamentablemente incluso las multinacionales poderosas, también amenazan con destruir empleo en nuestra provincia y Región.