domingo, julio 17, 2011

La implantación de la "euroviñeta" en España agudizará la difícil situación económica del sector del transporte


Las recientes declaraciones del ministro de Fomento, José Blanco, sobre la implantación en nuestro país de la Euroviñeta –un sistema de tarificación al transporte de mercancías por carretera por el uso de las infraestructuras– han generado desconcierto en la UGT no sólo por lo que tienen de rectificación respecto a la posición del Gobierno en esta cuestión, sino porque la difícil situación económica del sector del transporte de mercancías por carretera y de las actividades asociadas al mismo puede verse agudizada con esta nueva carga impositiva. 

En opinión de TCM-UGT, la implantación de la Euroviñeta en un país periférico como España generará asimetrías respecto a otros países de la Unión Europea y provocará un incremento en los precios finales de los productos transportados y de los servicios de transporte que, es previsible, serán repercutidos en el cliente final. 


Si el objetivo es buscar una vía alternativa o complementaria para la financiación de nuevas infraestructuras viarias o el mantenimiento de las ya existentes, éste debe contemplarse desde una perspectiva más solidaria y, por tanto, debería contar, también, con la participación de aquellas empresas que dependen del transporte para la distribución de sus productos, especialmente los grandes cargadores, entidades empresariales que, por otra parte, someten a las empresas y autónomos del transporte una presión en sus relaciones contractuales que dificulta, cada vez más, la obtención de unos márgenes de beneficio razonables para los transportistas.