miércoles, abril 25, 2012

AHORA TAMBIEN, EL PAGO DE LAS AMBULANCIAS.

Casi oculto en la nueva normativa sanitaria, a partir de ahora los enfermos tendrán que pagar el transporte sanitario no urgente, como puede ser diálisis, oncología, rehabilitación o geriatría.

 Desde la Federación de Transportes y Comunicaciones de UGT Albacete no puede sino criticarse la manera en que el Gobierno de Rajoy y Cospedal, está desmantelando servicios esenciales para los españoles. La última actividad en caer ha sido el transporte sanitario, que dejará de prestarse de manera gratuita puesto que el Gobierno lo considera servicios accesorios: obligando a pagar este servicio a las personas enfermas. Una medida que pasa de manera velada en el nuevo Real Decreto Ley publicado el martes y que atenta de manera directa contra los pacientes de oncología, rehabilitación, diálisis o interhospitalario no urgente.

Con la excusa del ahorro el Boletín Oficial del Estado ha publicado hoy que las personas que utilicen el transporte sanitario no urgente, tendrán que pagarlo. Una medida que sin duda pillará por sorpresa a la enorme cantidad de pacientes que lo utilizan a diario y que redundará en la destrucción de empleo debido a que, tal y como están las cosas, pocos pacientes podrán permitirse pagar una ambulancia. En este sentido, los pacientes afectados son muchos en la provincia de Albacete. En concreto los afectados del servicio de diálisis, oncología o rehabilitación. Ni qué decir tiene que las personas de los pueblos y de las zonas rurales, poco a poco se verán obligadas a prescindir de este nuevo servicio de pago y provocará consecuencias nefastas para su salud, atrasando las condiciones de vida de los enfermos varias décadas.

UGT Transportes Albacete no puede sino indignarse ante este atentado contra las personas enfermas, quienes se verán obligados a pagar porque el Gobierno del Partido Popular así lo impone. Estas nuevas tasas a enfermos empezarán a cobrarse, igual que el aumento de precio de los medicamentos, a partir del mes de julio y con los mismos porcentajes que las recetas médicas. Tasas y aranceles contra los pacientes que necesitan rehabilitación en cualquier pueblo de Albacete, impuestos a los pacientes de oncología, o pago de ambulancia de las personas que necesitan diálisis, así como los traslados muy frecuentes entre los hospitales de nuestra ciudad o de nuestra provincia, todo ello como castigo, a la desgraciada situación personal de su estado de saludo avanzada edad. Lo que hace aun mas mezquina esta medida.
Pero lo más indignante es que el Gobierno insiste en apelar al esfuerzo de todos para mejorar la economía y el empleo cuando realmente a quien ataca es a las personas y a quienes ya tienen un empleo (cada vez menos) porque tasas como las que impondrán a los pacientes que utilicen el transporte sanitario provocará que cada vez se utilicen menos y, por extensión, se reduzca el servicio. Esta es la excusa ideal para decir que los servicios no son útiles pues, ¿quién podrá permitirse en una zona rural pagar una ambulancia? Con medidas como ésta, lo que le sobra al Gobierno son trabajadores y personas enfermas.

TCM UGT Albacete está en contra de esta medida y la denuncia de manera pública pues es una bomba lanzada contra las personas mas desfavorecidas y enfermas, que verán empeorada su salud y sus posibilidades de mejora; así como contra los pocos trabajadores que forman parte de las plantillas de las empresas del transporte sanitario.