jueves, diciembre 16, 2010

UGT TCM APOYA E INCITA A QUE LA NUEVA ESTACIÓN DEL AVE SIGA CRECIENDO EN TRENES Y EMPLEO

 
La reivindicación seria y el trabajo diario son la base para conseguir mejoras, empleo de calidad, el servicio publico ferroviario y el incremento de los puestos de trabajo en la nueva estación.
Desde la Federación de Transportes y Comunicaciones de UGT se quiere expresar el punto de vista contrario a las manifestaciones contra la llegada del AVE a la ciudad. Esta postura demuestra que la falta de perspectivas ante las tremendas posibilidades que para la provincia de Albacete ofrece la llegada del AVE, la inauguración de la nueva estación y la futura base intermodal logística. Pero desde UGT TCM se solicita, además, que no se pare aquí y que se mantengan las líneas convencionales entre las diferentes poblaciones de nuestra provincia, garantizando el principio de servicio público para mantener la movilidad en los mismos.
De hecho, no entendemos la oposición de algunos colectivos a la instalación de la nueva estación, a la llegada del AVE y a la creación de empleo. Es incomprensible para UGT TCM cómo se le ocurre a nadie estar en contra de la instalación del CRC (Centro de Regulación y Control), verdadero corazón del control de toda la línea AVE entre Madrid y Levante. Es posible que algunos de estos colectivos prefieran que tanto empleo como relevancia y ubicación terminen en Valencia.
Como ya ha informado la Federación de Transportes y Comunicaciones de UGT, tanto a nivel provincial, como a nivel Regional y Estatal, patente en las Jornadas celebradas recientemente en nuestra capital, se ha mostrado el apoyo incondicional a la llegada del AVE; el cual debería ser compartido y unánime por parte de todos los colectivos sociales y políticos de Albacete y de Castilla la Mancha.
En las recientes jornadas organizadas por la Federación Estatal de Transportes y Comunicaciones de UGT, al respecto de la llegada de la alta velocidad a Castilla-La Mancha, numerosos ponentes de calidad de los ámbitos empresarial, político, ferroviario y social confirmaron que el AVE proporcionará a la ciudad, a la provincia y al resto de la región un influjo económico de primera magnitud.
De ellas se extrajo la demanda y el compromiso de conjugar el tren de alta velocidad con el transporte de mercancías y el ferrocarril convencional. Porque el AVE es alta velocidad, mientras que el convencional supone cohesión territorial de las poblaciones de la provincia con otras provincias cercanas, así como el acceso a billetes de un determinado precio. Asimismo, el compromiso con la creación de la futura instalación de una base intermodal para potenciar el transporte de mercancías a través de una base logística, repercutiendo en el empleo, en el comercio, industria y por tanto en la  economía de Albacete y de Castilla la Mancha.
La Federación de Transportes de UGT Albacete sigue exigiendo el servicio de lanzaderas así como el mantenimiento de trenes convencionales. Red que se extiende a lo largo de la provincia de Albacete y del resto de la región, conscientes de que los trenes convencionales, con precios más asequibles, supondrán la garantía de transporte público necesario  como se ha explicado.