jueves, abril 14, 2011

UGT no aceptará ninguna medida en Telefonica sin previo acuerdo

Ante las declaraciones del Presidente de Telefónica España, Guillermo Ansaldo, quien ha comunicado a la Convención de Inversores celebrada en Londres la necesidad de acometer una reducción de plantilla durante los próximos tres años mediante despidos, los cuales se cifrarían en el entorno de los 5.600 trabajadores (aproximadamente el 20% de la plantilla) y una batería de medidas entre las que se contemplan segregaciones y externalizaciones de cara a reducir costes y consolidar la viabilidad de la empresa, UGT quiere hacer algunas valoraciones.

Nuestra organización es consciente del contexto económico general en el que las empresas tienen que desarrollar sus planes de negocio y, por ello, insta a los responsables empresariales de Telefónica a que aquellas medidas que tengan que implementar conjuguen los intereses de la empresa con los del conjunto de los trabajadores y trabajadoras. Por tanto, cualquier plan de contingencia debe estar justificado, explicado y argumentado para poder llevarse a cabo.

Por ello, y ante el momento tan convulso que se está viviendo en el sector de telecomunicaciones y por ende en Telefónica, para UGT ninguna medida debe abordarse desde la óptica de la unilateralidad, exigiendo por nuestra parte que como requisito mínimo deban ser procesos negociados y acordados, y contener los mismos parámetros que en procesos anteriores: universalidad, no discriminación y voluntariedad.

A su vez, deben contemplar el plan de acompañamiento, la viabilidad para el conjunto de los trabajadores que se queden en la empresa, obteniendo: una garantía de empleabilidad y actividad en las provincias; un plan de viabilidad y actividad en las distintas áreas de negocio; creación de empleo e integración de colectivos del Grupo Telefónica, entre otros.

La empresa tiene el deber de atender no sólo las condiciones de quienes puedan acogerse a ellas, sino que se tiene que conseguir una viabilidad futura para todos los trabajadores de Telefónica España, por lo que desde UGT rechazamos cualquier medida no consensuada ni justificada, que pudiera contemplar la Dirección de la Empresa.

En consecuencia, desde UGT queremos reiterar, tal y como expusimos durante la frustrada negociación de la prórroga del convenio colectivo, que nunca aceptaremos medidas de  adecuación de plantillas que no pasen por la negociación y la concertación, tal y como hemos realizado en el pasado, y así se lo hemos hecho saber a la Dirección de la empresa una vez conocidas dichas declaraciones.